Noemí y Vicente

Cuando fotografías a alguien que es como de tu familia salen estas cosas.
Noemí y yo somos amigas desde hace muchos años. Esta sesión de pareja fue un regalo que me apetecía mucho hacerles.
¡Ellos dos son tan naturales como la vida misma! Me los imaginaba en una sesión de fotos más íntima, en su nidito de amor.
Se olvidaron de la cámara y fluyeron enredándose entre las sábanas, tomando una taza de té, columpiándose en su hamaca… y es que la vida es eso.